DESAGÜES

          Antes de realizar la instalación de los desagües, optamos por consultar al cliente, los aspectos más importantes de la misma. El motivo es asegurar la perfecta estanqueidad de la instalación, para evitar potenciales pérdidas de aguas y problemas vecinales.

            En base a estos principios, nos exigimos unos axiomas para que la instalación sea lo más idónea posibles. A pesar de todo, tenemos unas limitaciones físicas obvias, que las imponen la estructura de la vivienda. Con esto queremos decir, que no siempre puede discurrir la instalación por donde quiere el cliente, o incluso por donde queremos nosotros.

            Los principios básicos para la instalación de los desagües, son los siguientes:

1.- Obtener la MÁXIMA PENDIENTE POSIBLE, en todos los tubos que tengan un recorrido horizontal.

2.- Instalar un BOTE SIFÓNICO, si la construcción lo permite. De esa manera, todos los problemas potenciales de atascos en tuberías, se podrán solucionar.

3.- Ceñirse a la normativa en cuestión de DIÁMETROS DE TUBOS, para la correcta distribución de los mismos.

            En base a estos principios, quedarán los desagües en perfecto estado de funcionamiento.

            Puedes observar en la categoría de NORMATIVA, las pendientes que se exigen para su correcta instalación.